DAF TORO FRC

 

La flotación por aire disuelto es un proceso utilizado para la separación de partículas sólidas (sólidos en suspensión), líquidas (aceites y grasas) y para la separación y concentración de lodos.

 

El proceso consiste en agrupar a las partículas que entran en el flotador con pequeñas burbujas de aire, para que éstas formen un conjunto con densidad menor a la del agua, y así floten; de esta forma se consigue separar del agua partículas de mayor densidad que ésta.

 

Cuando a la Flotación por Aire Disuelto le precede un tratamiento de Coagulación-Floculación el rendimiento en la separación de la materia sólida en suspensión es mucho mayor, pudiéndose llegar sin ningún problema a una eliminación del 95 %; esto supone además una reducción de la DBO5 del orden de al menos el 40 %, dependiendo del tipo de agua residual.

 

Los equipos de flotación por aire disuelto están diseños para favorecer de forma extraordinaria la conglomeración de las partículas aire/sólido ó aire/aceites, por lo que el resultado es una rápida eliminación de carga y de grasas.

 

Descripción Del Proceso De Flotación

 

El agua residual en proceso es mezclada con una corriente de agua recirculada ya tratada desde el compartimento de salida. Por aplicación de la Ley de Henry, cuando esta corriente pasa a presión casi atmosférica, el agua saturada disipa el exceso de aire. Un estudiado sistema de inyectores reparte este flujo en el flotador y provoca el salto de presión de forma que el tamaño y cantidad de microburbujas sea el adecuado para lograr la máxima adhesión-adsorción de las impurezas.

 

Los aglomerados de aire y partículas suben hacia la superficie de la unidad, formando los lodos flotados, separados del efluente. Estos lodos permanecen en la superficie para su espesamiento y ser así evacuados por medio de rastras.