SEPARADOR DE HIDROCARBUROS

Los Separadores de hidrocarburos tienen como objetivo la separación de los restos de aceites y grasas minerales, combustibles y otras fases flotantes presentes en las aguas de vertido.


Su instalación se hace necesaria en: talleres de vehículos y maquinaria, garajes, parkings, estaciones de servicio, lavacoches y túneles de lavado, aguas de refrigeración de maquinaria, limpieza de tanques y cisternas, limpieza de barcos... para preservar al medio ambiente de la agresión que provoca el vertido directo ó las complicaciones que generan en las depuradoras municipales cuando se vierte al alcantarillado.


Este tipo de vertidos se caracterizan principalmente por la presencia de aceites y grasas minerales en concentraciones que van de los 100 a los 500 ppm. El límite máximo de vertido varía según las normativas, si bien debe de ser inferior a los 50 ppm.