TAMIZ ROTATIVO

Los Tamices Rotativos son equipos de pretratamiento en el proceso de eliminación de residuos sólido-líquido a través de un tambor filtrante formado por una luz de malla de rejilla o perforada de diferente calibre según el tipo y cantidad de sólidos a tratar.


Se eliminan los sólidos que arrastra el agua, con el fin de evitar atasques y problemas mecánicos en las instalaciones.
Son equipos independientes con sistemas de autolimpieza y accionamiento automático de funcionamiento.


En aguas urbanas permiten sustituir en muchos casos decantadores primarios, proporcionando la eliminación de arenas gruesas y hasta porcentajes del 30% de grasas y sobrantes de los efluentes. Se utilizan luces de paso 0.50 a 0.15 milímetros.


Funcionamiento sencillo:

 

  • El agua residual entra a través de la brida situada en la parte exterior del cuerpo del tamiz, distribuyéndose uniformemente por el aliviadero y rebosadero a través del tambor filtrante.
  • Los sólidos quedan retenidos en la superficie del tambor mientras se produce su rotación, el vertido penetra a través de la luz de malla efectuando una función de autolimpieza al volver a pasar por la parte inferior del tambor.
  • A su paso por la rasqueta exterior se desprenden los sólidos de la malla, gracias a la gravedad los sólidos caen del rascador.